Todo sobre el mágico mundo de las hierbas y las plantas

Tratamientos faciales con hierbas

En los tratamientos faciales con hierbas, las tres reglas básicas para mantener firme y flexible la piel son limpiarla, tonificarla e hidratarla. La primera operación consiste en librarla de la suciedad que se acumula sabre ella cada día, en especial si se vive o trabaja en la ciudad. Así se abren ligeramente los poros.

El siguiente paso es, por lo tanto, tonificar la piel. Los tónicos son productos astringentes suaves que vuelven a cerrar los poros y dan firmeza a la piel.

Es inevitable que los limpiadores y los tónicos la sequen y eliminen algunas de sus grasas naturales. Estas se sustituyen mediante hidratantes que mantienen la piel flexible y contribuyen a evitar la formación de grietas.

Una vez a la semana conviene limpiar en profundidad el rostro con un baño de vapor o una mascarilla.

No deben usarse ambos métodos con excesiva frecuencia, a menos que se tengan manchas persistentes que resequen la piel.


Baños de vapor faciales. Tratamientos faciales con hierbas

Poner dos tazas de hierbas en un cuenco con 1 litro (5 tazas) de agua hirviendo.

Colocar el rostro sobre el cuenco y cubrirse la cabeza con una toalla para formar una cámara.

Dejar que el vapor llegue al rostro y mantenerlo a unos 30 cm del mismo durante 4 a 8 minutos.

La manzanilla, las flores de sauco, la milenrama, el hinojo, la salvia y las flores de tilo son adecuadas para este fin.


Mascarillas rostro

Metodo 1. Desmenuzar tres o cuatro manojos de hierbas frescas, meterlas en una cazuela y cubrirlas con agua hirviendo. Cocer a fuego lento durante unos to minutos o hasta que las hojas se fundan para formar una pasta gruesa. Quitar del fuego y dejar que se enfríe un poco.

Cuando esta aún caliente, se extiende sobre una almohadilla de algodón estéril (se adquiere en cajas) y se aplica sobre la cara, con cuidado de no cubrir la boca y los ojos. Se deja durante 10 a 15 minutos. Enjuagarse después con agua tibia.

La salvia o una mezcla de hojas de diente de león y de ortiga son muy adecuadas para este tipo de mascarilla, aunque vale cualquiera de las hierbas que se recomiendan para los baños de vapor faciales.

Metodo 2. Se mezcla un yogur pequeño, de 150 ml ( 1/2 taza), con una cucharada de te de semillas de hinojo y otra de hojas trituradas del mismo. Se extiende sobre el rostro con cuidado de no cubrir los ojos y la boca.

Dejar durante 10 a 15 minutos y lavar después con agua tibia.

El hinojo actúa como tónico y como suavizador de arrugas.

Nota. Al usar cualquier tipo de mascarilla hay que tener cuidado de proteger los ojos con algodón humedecido en agua fría.


Limpiadores faciales. Tratamientos faciales con hierbas

Deberán usarse todos los días, por la mañana y por la noche. Un buen limpiador básico es una excelente inversión.

Crema limpiadora básica facial

El agente limpiador en esta crema es la lanolina. Tanto esta como la cera de abejas se obtiene en droguerías.

Se usa para limpiar la piel por la mañana y por la noche: se aplica una pequeña cantidad, se hace un buen masaje sobre la piel y se limpia a continuación con un pario limpio sin dejar rastros.

Cera de abejas  14 g
Lanolina      25 g
Aceite de oliva o de aguacate  75 ml
Agua de hierbas (infusión de hierbas)   2 cucharadas
Aceite esencial (para aromatizar)    2  gotas

Se funde la cera y la lanolina en una o dos cazoletas a fuego moderado. Cuando están totalmente liquidas, se agrega el aceite. Se quita la cazoleta del fuego y se añade el agua de hierbas y el aceite esencial.

Remover hasta que se enfríe.

La crema se guarda en un tarro de boca roscada.

Ver más en Hierbas para la belleza.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Wordpress Social Share Plugin powered by Ultimatelysocial