angélica

La Angélica, conocida científicamente como Angelica archangelica, es una planta perenne de la familia Apiaceae, que ha sido valorada por siglos por sus propiedades medicinales y su uso en la cocina. En esta guía completa, exploraremos todos los aspectos de esta fascinante hierba, desde su suelo propicio hasta sus múltiples usos en la gastronomía.

Suelo Propicio y Orientación

Para cultivar la Angélica con éxito, es fundamental proporcionarle un suelo rico y bien drenado. Prefiere suelos húmedos y fértiles, con un pH neutro a ligeramente alcalino. La exposición ideal es a la sombra parcial, ya que la luz solar directa puede ser demasiado intensa para esta planta.

Plantación y Cultivo

La plantación de la Angélica se realiza mejor en primavera u otoño. Las semillas pueden sembrarse directamente en el suelo o empezar en semilleros y trasplantarse más tarde. Es esencial mantener el suelo húmedo durante el proceso de germinación. Una vez establecida, la planta requiere riegos regulares para mantener el suelo constantemente húmedo.

Recolección y Propagación

angélica

La recolección de la Angélica se realiza en el segundo año de crecimiento, cuando las raíces, tallos y hojas están en su punto máximo de desarrollo. Se recomienda cortar las hojas antes de que florezcan para obtener el mejor sabor y aroma. La propagación puede hacerse mediante semillas o división de la planta madre.

Cultivo en Maceta

Si el espacio es limitado o se prefiere el cultivo en maceta, la Angélica se adapta bien a esta modalidad. Es importante utilizar macetas lo suficientemente grandes para permitir un buen desarrollo de las raíces y proporcionar un suelo de calidad. Se debe colocar la maceta en una zona con sombra parcial y regar con regularidad.

Usos en la Cocina

angélica

La Angélica tiene un sabor único y aromático, que se asemeja al apio pero con un toque más dulce y terroso. Se utiliza comúnmente en la elaboración de licores, como el famoso licor de Angélica, así como en la repostería para aromatizar dulces y pasteles. También se puede utilizar en ensaladas, salsas y marinadas para agregar un toque herbal y fresco.

En resumen, la Angélica es una planta versátil y valiosa que merece un lugar en cualquier jardín o cocina. Con los cuidados adecuados, puede prosperar y brindar una amplia gama de beneficios tanto en términos de salud como culinarios.